El mundo de Hortensia Kauri

Anécdotas y contradicciones de los treintipico. También, música, amores, andanzas.

Friday, March 24, 2006

Richard: el día después

Si no fuera porque sé que mañana a esta hora estaré volando hacia Aruba, una isla en el Caribe donde sí, está lleno de yanquis de vacaciones, pero también hay 34 grados, sol y playas lindas, me costaría más remontar la noche de anoche.

Algunos tienen la certeza de los hijos, un marido, la casa propia, el mejor trabajo, un sueldazo. La mía, mi única certerza es que mañana volaré a Aruba, que pasado mañana estaré hospedada en un hotel con vista al mar turquesa, que el día después de pasado mañana alguien me contará sobre su vida en Aruba.
¿Movimiento infinito? ¿sueño del viaje interminable? ¿paisajes acumulados? ¿historias? ¿horas de vuelo? No lo sé, pero el viaje es mi certeza. La que me permite acostarme medianamente inspirada a pesar del bueno de Richard, que habló toda la noche y era tan estructurado que en un momento me dijo, como preguntándome, que si yo era ¿moderna?
Una vez leí un libro de Boris Vian, La Hierba Roja. En un momento dice algo así como que el recuerdo nunca es puro porque está afectado por los pensamientos, que lo custumizan como quieren (Boris Vian fue más poético, seguro).
No voy a decir que me lo imaginaba más alto, sería un detalle. Además, no era petiso para nada. Tampoco comentaré que usaba zapatos náuticos. Ni siquiera mencionaré sus patillas cuidadosamente afeitadas como triángulo isósceles.
Vamos a comer al nuevo Masamadre, en Olleros y Fraga, más coqueto que el anterior. Estoy famélica, así que mientras lo escucho me devoro la panera. Cuando la moza me sirve el vino a mí primero, él comenta: “Mirá, te lo dio a probar a vos”. Más tarde, cuando yo sirvo más vino porque las copas están vacías, me dice: “Uy, disculpá”.
No pasa nada, Richard.

Rewind. A Richard lo vi tres o cuatro veces. La primera, en alguna fiesta del piso 25. Después un par de veces el año pasado, en el civil y en la fiesta de casamiento de Ali, mi amiga. Me acordaba de su mirada. A pesar de que estaba con su novia, me miró largo y con cierto placer histérico. También lo miré, más corto y cuando él no me miraba. Quizás fue eso. Pucha, tendría que haber mirado más.
De alguna manera, siento (sentía, bá) que la mirada lleva toda la información de una persona: aventuras, tristezas, perversiones, esperanzas y odios. La mirada es una etiqueta, en otro orden, un nombre. Durante mucho tiempo entendí a la gente sólo mirándola. También hablaba, claro. Pero el entendimiento se producía en el encuentro de miradas. Más o menos, como cuando los gemelos fantásticos chocaban los anillos. Pero los modelos están cambiando o las miradas vienen vacías o estaré envejeciendo.

Todo esto de la mirada es por Richard, que toca el portero eléctrico a eso de las 23.30. Cuando bajo y abro la puerta, me asusto (aunque sonrío, claro) porque no encuentro esa mirada que recordaba. Ya vendrá, pensé. Estará escondida, será tímida, va a aparecer. Espero. En lugar de la mirada, viene la comida y él me pregunta si no uso un cordón rojo contra la envidia (por los viajes, creo, cómo explicarle que son mis certezas, se complica) y él me muestra el suyo, entre otros varios collares y cintas que me hacen acordar más al cuello de un perro que al de Richard, el de la mirada histérica y celeste de cuando fuimos testigos del casamiento de Ali.

Marquise de chocolate, budín de dulce de leche, flan de coco o de naranja, ésos son los postres.
- A mí siempre me fue el dulce de leche, dice.
- A mí me gusta el coco y la naranja, digo.
Él pone cara de no. Entonces yo cedo porque dicen que en la pareja hay que ceder, así que practico aunque no tengo pareja.
- ¿Chocolate te va?
Compartimos el postre. Me cuenta que los amigos le enseñaron a hacer patis al horno y que yo le parezco “de mundo” porque sé qué es el marquise.
- ¿Más vino, Richard?
- Uy, de nuevo, disculpá

La noche terminó en el auto. Ninguna ilusión, puras palabras (¡y yo que me había depilado!) Hoy, el día después, puedo decir que sé mucho de Richard. Sé sobre sus andanzas en moto, una choper, por la Patagonia porque en la época de Menem, cuando todo el mundo viajaba, él gastó en conocer Argentina. Sé que le gusta navegar, pero que vendió su barco y como no tenía trabajo al final “se lo comió”. Sé que tiene una madre y un hermano, que es peronista, “pero de Perón, eh”. Que estudió imagen y sonido, pero que también le gusta la producción, “puedo estar adelante y atrás de cámara, en las artes visuales, quiero probar todo”. Sé que fue coordinador de viajes a Bariloche y que tiene un perro que se llama Corcho “que es un hincha pelotas”. Sé sobre su ex novia y sé que tengo los ojos chinos por el vino (que me serví). También sé que el tiempo pasa y no veo tus ojos, Richard, no encuentro tu mirada. ¿Será que no hay buenos faroles en mi cuadra?
Se que no me gustaría estar pensando en quien estoy pensando y mucho menos contarlo. Lo sé, ¿y con eso qué?

También sé que en un rato me llamará la madre de Ali, mi amiga. Ayer, cuando le conté que saldría con Richard me dijo: “¡Taradita, yo te hice gancho! ¿No te das cuenta que le hablé a Damián (el marido de mi amiga Ali) de Richard y vos?” Antes de cortar el teléfono, me dijo: “Vos no le cuentes a nadie que vas a salir porque hay mucha envidia y dejáme a mí que le rezo a San Expedito para que se te dé”. De... Demás está decir que gracias, Clarita, mejor rezá por vos que yo me voy a Aruba.

12 Comments:

Anonymous Omar said...

¡Oh Ala!
Rompiste
en mis manos
el ànfora, que llena estaba de puro vino.

Me cerraste, con furioso ademàn,
las puertas del placer.

Derramaste
por el suelo
la bebida dorada,
que se me ha vuelto fango
en la boca contrahecha.

¿No estaràs
un poco borracho
Ala?

6:47 AM  
Anonymous Orlando said...

Algo bueno tenía este Richard: la capacidad de inspirarte un texto como este!!
Grande, Rich!!!
Esmérate y triunfarás!!!

8:15 AM  
Anonymous El acertijo said...

Entonces, a quien ama Hortensia?
No estara enamorada de Tomas Cook, Orlando?

6:37 PM  
Anonymous Anonymous said...

Eso, Hortensia!!
A quién amás??
A quién ama Hortensia Grape??

4:36 AM  
Anonymous Anonymous said...

Hortensia, seguís en Aruba¿¿??
No te olvides de mi, de tu Richard!!
Pensé que me llamarías esta noche, pero veo que mis mocasines naúticos y mis charlas no te convencieron...
Qué exigente que sos!!!
Me voy a suicidar y vuelvo!!

8:27 AM  
Anonymous Omar said...

Te esperamos Richard

5:52 PM  
Anonymous Anonymous said...

¿De cuántas habre sido Richar?

Sativo Cannabio

9:13 AM  
Anonymous Anonymous said...

Evidentemente, Richard no era. Sigamos buscando, en algún lugar, en un satélite tal vez, habrá algún hombre para poder confiarse. Que no decaiga,
Luciana

11:53 AM  
Anonymous Florinda said...

Cuanto resentimiento Luciana. Debes haber sufrido mucho
Beso Grande

9:18 AM  
Anonymous Florinda said...

Ojito con usar mi nombre en vano... esa Florinda no soy yo... vaya una a saber por qué me roban la personalidad...
Yo, la auténtica e inimitable Florinda, te digo esto: no es necesario confiar en un hombre, ya que esto será siempre imposible, lo que si es necesario es confiar en el amor, si es que existe, por supuesto...
Hortensia: obvio que Richard no era ni una cosa ni la otra, lástima que no lo agarraste el día de la fiesta... hubiera sido divertido...

10:25 AM  
Anonymous Ester said...

Tenes razon Florinda, sos inimitable. Soy yo, Chiche, estaba jugando.

6:50 PM  
Anonymous Anonymous said...

Note the line at the bottom indicating that the sign was translated by American Express, the only piece of advertising in the whole palace.. [url=http://www.2012canadagoosepascher.fr]Canada Goose Pas Cher[/url] I am the only herbivorous mammal (which means that I only eat veggies) that was designed to live my entire life in the water. When Capcom screwed up the Okami box art on the Wii, you know what they did? They not only sent us free replacement covers, they also sent us 2 brand NEW replacement covers to go with the fixed original. Ink is a dye and has re-coloured the leather.
are also a couple of retail outlets in the departures area. [url=http://www.icanadagooseca.com]canada goose jacket[/url] As with any colour combinations the key is to match the same shades and hues, once you have mastered how to do this it will be virtually impossible to have a miss matched outfit unless you choose to deliberately to do it! Deliberate colour clashing is one of this seasons trends adopted by many fashion designers. [url=http://officialcanadagoosesoutlet.ca]canada goose[/url]
[url=http://flyballbags.com]canada goose online[/url] How would Warner Brothers cope with the viral marketing campaign that involved the character of the Joker? Would post-production on the film be affected? And the biggest point of speculation: how had Ledger died? The world that day lost a tremendous talent, but the media sensationalized what was now considered to be a terrible accident and ultimately a terrible tragedy. [url=http://www.onlinebeatsbydreoutlet.com]beats by dre australia price[/url]

12:04 PM  

Post a Comment

<< Home